Huawei vs Estados Unidos: lo que hay detrás

LAURA ESPINEL

El pasado 20 de mayo el gigante tecnológico Huawei recibió un hachazo por parte de una de las compañías más relevantes del mundo, Google. Google rompió con Huawei tras el veto, una semana antes, por parte de Trump a la empresa china. La administración de Donald Trump añadió a Huawei en su lista negra comercial, conocida como la Entity List, que restringe el comercio con empresas extranjeras con políticas contrarias a la seguridad nacional o a los intereses de política exterior de los Estados Unidos.

Esta medida ha tenido en vilo a todo el mundo, ya que Huawei es el tercer fabricante de móviles más importante. Su cuota mundial es del 13,4% frente al 20,9% de Samsung, que lidera el ranking. Las consecuencias que el veto pueda suponer a los usuarios y, por tanto, a la propia compañía, son todavía confusas, pero el propio Google ha arrojado algo de luz. Los usuarios continuarán teniendo acceso a la Play Store, pero no podrán descargarse todas las aplicaciones ni actualizar el sistema operativo. Los que compren un nuevo móvil Huawei tampoco tendrán acceso a la tienda de aplicaciones de Google. Esto no se va a materializar inmediatamente, ya que Trump ha dado una tregua de 90 días entre Google y Huawei, sin embargo, es inevitable pensar en la posible caída de Huawei.

Huawei se está defendiendo con uñas y dientes, y gracias a su alta popularidad en China, es probable que salga de esta, pero las causas que hay detrás de la ruptura suponen un conflicto que se prolongará en el tiempo. La entrada de Huawei en la lista negra de Trump llega tras las acusaciones de espionaje a la compañía, a la que se acusa de aportar información al gobierno de China. Huawei ha negado sistemáticamente que sea un espía para el gobierno chino, pero Estados Unidos argumenta que las leyes chinas hacen imposible que las empresas se nieguen a ayudarles con la recopilación de información.

El 1 de diciembre de 2018, fue detenida en Vancouver Meng Wanzhou, hija del fundador de Huawei, Ren Zhengfei. Meng fue acusada de conspiración tras estafar a los bancos, al negociar con Irán mediante la empresa Skycom -perteneciente a Huawei-, pese a las sanciones. Según los informes de prensa, la ejecutiva ostentaba por lo menos cuatro pasaportes chinos y tres pasaportes de Hong Kong. La detención de la hija del fundador enfrió si es posible aun más las relaciones entre China y Occidente, y supuso un duro golpe para el gigante tecnológico.

El espionaje es la excusa, el control sobre las redes 5G es la verdadera clave

Está probado que la NSA -Agencia de Seguridad Nacional- de Estados Unidos y otras agencias de inteligencia como el GCHQ de Reino Unido espiaron y, seguramente, aun espían, a millones de personas de todo el mundo. Ahora, sin embargo, Donald Trump veta a Huawei por las acusaciones de espionaje, del que, al contrario que en el caso de la NSA, no hay evidencias públicas. En realidad, en este conflicto el verdadero protagonista es el 5G.

Del 5G se dice que va a suponer una revolución en la velocidad de transmisión de datos. El problema está en que esta tecnología todavía no está estandarizada y se están desarrollando prototipos. El más adelantado es Huawei, que ha ofrecido a diferentes gobiernos del mundo fabricar sus redes de 5G. Pero no todos se fían de la empresa china. Esta cuestión está causando divisiones entre los Five Eyes, una alianza entre los servicios de inteligencia de Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda. Australia y Nueva Zelanda han expresado su rechazo a la idea de que Huawei esté implicada en la fabricación de sus redes de 5G, y Canadá todavía se lo está pensando. El único indeciso es Reino Unido. La respuesta de Estados Unidos está clara.

Parece que la única que aporta algo de cordura es la administración alemana -o quizá sea la única que está errando-. Como dicen, “vetar las operaciones de una empresa es algo muy grave, y lo mínimo que debería proporcionarse serían pruebas que demuestren que esa empresa está planteando un riesgo de seguridad real”. Pruebas, no hay. Polémica, asegurada por mucho tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s