¿Qué pasó con la Operación Puerto?

PAULA GASPAR

Han pasado trece años desde que la Guardia Civil descubriera durante la Operación Puerto aquellas bolsas de sangre y plasma que más tarde pondrían en evidencia las aptitudes y la honradez de muchos profesionales del mundo del deporte.

Eufemiano Fuentes / EFE

Vagamente recordamos el nombre de Eufemiano Fuentes, pero por aquel entonces su fama no dejaba indiferente a nadie. Inicialmente especializado en ginecología, decidió darle un vuelco a su carrera profesional y dedicarse a la medicina deportiva. En este momento es en el que se convirtió en toda una celebridad. El doctor Fuentes lideró una de las mayores redes de dopaje conocidas a nivel mundial.

En febrero de 2006 la Guardia Civil incauta en dos pisos de Madrid 224 bolsas de sangre y plasma. Esta cifra, sin ninguna explicación, acaba viéndose reducida primero a 215 y más tarde a 211. También se incautan 292 tipos de sustancias entre las que destacan EPO y todo tipo de anabolizantes. Así comenzó la llamada “Operación Puerto”.

Según el informe de la Guardia Civil, al menos 200 deportistas (ciclistas, atletas, boxeadores, futbolistas, tenistas, etc.) fueron atendidos por el doctor Fuentes. De ellos, 167 son sospechosos de haberse dopado según Günter Younger, miembro de la World Anti-Doping Agency (WADA), y solo 7 (Tyler Hamilton, Jan Ullrich, Ivan Basso, Alejandro Valverde, Jörg Jaksche, Michele Scarponi y Giampaolo Caruso) han sido sancionados deportivamente, no judicialmente. Esto es debido a que, por entonces, no se consideraba el dopaje un delito como tal por lo que la justicia española trató el tema como un delito de salud púbica. La acusación se efectuó únicamente sobre responsables, nunca sobre clientes. Así, el 23 de mayo de 2006 fueron detenidos en Madrid y Zaragoza: Eufemiano Fuentes, Manolo Saiz (director del equipo ciclista Liberty Seguros), Ignacio Labarta (director adjunto del equipo ciclista Comunitat Valenciana), José Luis Merino (hematólogo) y Alberto León (ex profesional de BTT). Finalmente, todos los imputados quedaron absueltos.

En una entrevista, el doctor Fuentes declaró que la salud de ninguno de sus clientes corría peligro y que su trabajo consistía en preparar y recuperar el cuerpo de los deportistas. Para ello el doctor contaba con paquetes de 30.000 y 80.000 euros como los destinados a los ciclistas. Jesús Manzano, ciclista profesional, recurrió a su consulta. Durante una de las etapas del Tour de Francia de 2003 cayó inconsciente al suelo. Fuentes le había inyectado hemoglobina de perros para aumentar su rendimiento. Lo único que el ciclista recordaba del accidente eran las palabras del doctor advirtiéndole de que no le contara nada de lo que había tomado a los equipos sanitarios. Cuando se destapó el caso, Manzano confesó lo que sabía de Fuentes a los cuerpos de seguridad.

El periódico Francés ‘Le Monde’ publicó una información que vinculaba al Real Madrid y al Fútbol Club Barcelona con el doctor Fuentes. Durante los registros de la policía aparecen en la consulta planes de preparación de ambos clubes. En ellos, destaca la presencia de las iniciales “IG” y “E”. Al contrastar los planes con los de los ciclistas del equipo Liberty Seguros, descubrieron que el significado de IG era el de IGFI, un factor de crecimiento insulínico, y que la “E” correspondía con EPO. Además, Jesús Manzano en sus declaraciones comenta haberse cruzado con un jugador del Real Madrid en la clínica de Fuentes. No se desvela el nombre.

El AMA llevó a cabo una investigación cuando logró tener en su poder las bolsas incautadas, justo 22 días después de cumplirse los 10 años y, por tanto, la fecha de prescripción. Descubrieron la identidad de más deportistas en el ADN de las bolsas que se utilizaban para las transfusiones, pero al no haberse abierto expediente sancionador años antes y haber prescrito el caso, de acusar públicamente a los deportistas se enfrentarían a importantes denuncias cuyos gastos, según dicen, no podrían soportar.

Las autoridades internacionales han denunciado en numerosas ocasiones la actitud laxa e incompetente llevada a cabo por la justicia española en el caso. ¿Y si aquellos deportistas a los que adoramos y admiramos han estado en alguna ocasión en la consulta del doctor Fuentes? Quizás, algún día, los conocedores de esos nombres lo desvelen, pero igual para entonces poco importa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s