Inteligencia y método

EMILIA CAMPOS, ALBA GONZÁLEZ, JOSÉ MANUEL GONZÁLEZ

Trabajar dos horas al día. Ganar al día el sueldo de un mes. Utópico, ¿verdad?. Ese es el sueño que se puede alcanzar en el mercado de la bolsa. Alejandro, 28 años, trader y propietario de un gimnasio de lucha. Enciende el ordenador a las 9 y para las 11 ya se ha ganado lo equivalente al sueldo mensual de un funcionario medio. Pero la utopía y el método parecen contraponerse. Arriesgar bajo el lema “perder poco y ganar mucho” ya es inteligencia y método.

Psicotrading

El trading es un método con esperanza matemática, pero no todo lo relacionado con el mercado bursátil es técnico y calculado. La mente hace de agente vertebrador en el sistema. Y es que el psicotrading supone el 50% de la inversión en bolsa. Hablamos de educación de la mente y gestión emocional. Controlar las emociones y ser capaces de tomar el control general como colofón final. Cuando se opera de forma real, las acciones son mucho más conservadoras que en el desarrollo ficticio. Los patrones de movimiento adquieren el principio de estabilidad y las emociones son mucho más controladas. Pero el miedo a perder sigue siendo el campo de batalla. Pérdidas de pequeñas cantidades que derivan en grandes pérdidas, ya que el miedo a la pérdida genera el deseo de recuperar esa pérdida y se van produciendo desembolsos consecutivos.

El temor, la vergüenza, la extraña sensación mental de contar que soy una de esas personas que pierde en bolsa. Una parte de ese 80% perdedor. Pero la realidad es que el mercado bursátil está configurado de esta manera, y el juego mental es el bastión para que el porcentaje 80-20 sea posible. El proceso de inversión es una confluencia de cuatro estados: pensar, sentir, actuar, sentir. Sí, sentir en partida doble, justo antes y después de actuar. Los compradores y los vendedores mueven los mercados basados en expectativas y emociones, no solo en intereses económicos. Y es que esta representación de mercado presenta una parte muy potente de economía conductual.

Herramientas

Alejandro utiliza los denominados stops, una garantía que permite que la gente no se arruine- y así evitar que vuelva a ocurrir una nueva caída como la del crack del 29. Se fijan tanto en ganancias como en pérdidas. Si Alejandro invierte 1000€ en la bolsa y fija un stop en las pérdidas de 50€, en cuanto el valor de su inversión caiga por debajo de los 950€ Alejandro será expulsado inmediatamente por el mercado con el objetivo de no perder todo su dinero. Ocurre igual en las ganancias.

Los stops no son inamovibles. Si el mercado no frena la subida de valor, el stop que había fijado en 50€ de pérdidas, lo puede fijar en 100€ de beneficio, de modo que si en algún momento el crecimiento se vuelve negativo Alejandro no llegará nunca a perder dinero; cuando existan unas ganancias de 100€ será expulsado. Todo con el objetivo de evitar la ruina total del ciudadano. El objetivo es asegurar ganancias y reducir pérdidas. La ganancia es pequeña, pero también lo es el riesgo. Perder poco y ganar mucho.

Agentes

Dentro del mercado de la bolsa nos encontramos dos profesiones dependientes entre ellas: bróker y trader.

Alejandro opera como trader, persona que ejecuta operaciones financieras por sí misma. El trader necesita de un bróker que ejecute sus operaciones. Encontramos distintas categorías de traders según su estrategia. Scalpers – operan en breves espacios de tiempo, minutos o segundos-; Day traders  -operan a lo largo de un día-; Swintraders – mantienen operaciones abiertas días, semanas o meses, son los traders de largo plazo.

El bróker es el intermediario entre el mercado bursátil y el operador, quien ejecuta las órdenes de compra o de venta. La ganancia del bróker radica en la comisión que cobra, bien fija o bien porcentual, al operador o al mercado. No obstante, la elección del bróker tiene que ser segura pues es un negocio lleno de estafas en la que se opera en mercados ficticios y los estafadores se quedan con el dinero invertido.

Mercado bursátil

Cada país cuenta con su propio mercado bursátil. En España, el Ibex 35 compone las 35 empresas españolas con mayor liquidez y relevancia. Son el índice a tener en cuenta por excelencia. Pero el verdadero poder de actuación no lo ostentan las 35 empresas; el 70% del poder lo tienen cuatro empresas. La toma de decisiones de estas empresas marca la verdadera dirección del mercado bursátil. Es por esta razón que Alejandro prefiere operar en mercados con un mayor número de empresas como el Dax en Alemania, el Dow Jones en Estados Unidos o el Eurostox 50 en la UE.

Conociendo el método se puede intuir que el mercado suba o baje, pero el resultado final será una decisión institucional como consecuencia de la manipulación de la oferta y de la demanda. “El mercado es una lucha entre la gente que quiere que suba y la gente que quiere que baje”, asume Alejandro. Algunos aspectos interesantes del conocimiento del método es que el mercado tiene memoria y suele ir a los puntos en los que estaba antes.

El 80% de los inversores pierden en bolsa. Con ese dinero, el mercado paga al 20% y el dinero restante se dirige de forma inmediata y ascendente hacia el mando. En el caso de la bolsa española hacia Santander, Iberdrola, Telefónica y BBVA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s