Ingrid García Jonsson y David Broncano en 'La resistencia' (#0) de Movistar+

La Resistencia: renovando la televisión

MARCOS PÉREZ

Con más de un año de emisión, La Resistencia ha demostrado ser un filón televisivo. El programa de David Broncano ha conseguido revolucionar la televisión española, ayudándola a superar esta etapa de estancamiento y mediocridad en la que estaba sumida tiempo ha. La Resistencia ha dado con la fórmula para atraer al público joven más allá del execrable formato de talent-reality show basado en la captación de una audiencia falta de ídolos pares y con hambre de conflicto.

Concesiones a Internet

Movistar+ no ha tenido inconveniente en permitir el libre albedrío del programa, sabiendo que la mayor parte de consumidores de este no pagan por verlo. Admiten que se difunda por redes sociales y YouTube de tal manera que se filtre en la sociedad, haciendo hincapié en los más jóvenes, y se introduzca en el imaginario colectivo, constituyendo así una estrategia de inversión a futuro para la captación y fidelización de clientes.

Es cierto que no son pioneros en esto de focalizar en los contenidos por internet y vía redes sociales, pero su valor añadido viene en la forma y la intencionalidad con la que lo hacen. Han encontrado una manera de establecer lazos con esa “subcultura” de internet que, aunque eran audiencia potencial, la televisión tradicional no se molestaba en intentar captar hasta hace no mucho. Finalmente, esa “subcultura” ha resultado ser cualquier persona con un smartphone, aunque siendo justos, el núcleo duro son los jóvenes.

“A los jóvenes no les gusta la televisión”, o “no les gustan los formatos televisivos”, o “sí les gustan los programas, pero no verlos en el televisor en sí” … y un montón de teorías que han surgido en los últimos años para tratar de explicar la caída en el consumo televisivo entre los jóvenes. Pero es más simple que eso. Simplemente los contenidos se han desfasado a la juventud. Más allá de concursos de talentos y “experimentos sociales” de más que dudosa calidad, los jóvenes simplemente pedían un formato en el que se tratasen temas a los que fuesen sensibles. No quieren El Hormiguero, no quieren El Intermedio, no quieren La que se avecina…  quieren un nuevo formato de entretenimiento, humor sobre la actualidad y referencias a su alcance, gente que conozcan.

Ingrid García Jonsson y David Broncano en 'La resistencia' (#0) de Movistar+
Ingrid García Jonsson y David Broncano en ‘La resistencia’ (#0) de Movistar+

Caras nuevas

La Resistencia ofrece nuevos formatos, feedback con el público, humor irreverente… pero sobre todo sangre nueva. Aparte del efecto Broncano y caras como las de Rober Bodegas y Alberto Casado que no se veían desde Sé lo que hicisteis, el programa también ha optado por innovar en lo que a invitados se refiere. Primero por necesidad, ahora por estrategia. Llama la atención su apuesta por el deporte femenino. Por La Resistencia han pasado en una temporada más chicas deportistas que en años en otros programas, y dichas entrevistas han sido un completo éxito como se ha comprobado, lo que además está ayudando a la reivindicación y visibilización del deporte femenino.

Asimismo, en el sofá del Teatro Arlequín se han sentado personas que habría sido impensable ver en cualquier otro programa. Por ejemplo, han invitado a creadores de contenido en Internet -superando ese velado desprecio y escepticismo de la televisión hacia dicho sector- entendiendo que la gente joven quiere ver personajes que conozca, y que si invitas a ciertas personalidades notorias en la red, te aseguras de que una parte su público verá el programa.

Otra gran apuesta de La Resistencia que salta a la vista es la de los cantantes. Les da igual el estilo, la edad o el éxito que tengan, buscan nombres poco o nunca vistos en televisión y que dejen lugar a la comedia. Y es que los jóvenes ya no quieren ver una entrevista cordial y plana a David Bustamante o Belén Rueda, prefieren ver cómo Broncano vacila y pregunta cuánto dinero tienen a C.Tangana o  Brisa Fenoy.

La naturalidad y la supuesta desestructuración del programa son su sello de identidad. Sin saber hasta qué punto están guionizadas las entrevistas, Broncano cuenta con una serie de preguntas a las cuáles no suele remitirse, y aparentemente comienza a preguntar lo que se le pasa por la cabeza sobre su invitado, a lo que este contesta -de nuevo, aparentemente- perplejo, y a partir de aquí lo que dé de sí la conversación en función de los derroteros por los que discurra. Esto pone en situaciones muy peculiares a los invitados, para quienes la entrevista es un ejercicio de supervivencia y una puesta a prueba. Este formato distópico de entrevista es muy suculento para el público, ya aburrido de las monótonas y correctas entrevistas en las que el entrevistado no tiene ningún problema en la interpretación de su papel como famoso o figura pública. En La Resistencia se muestra otra faceta de los invitados, se pone a prueba su humor, su tolerancia, su espontaneidad… cobra importancia su actitud y forma de ser más que su talento o por lo que destacan profesionalmente y son célebres.

Estas son algunas de las claves que han llevado a La Resistencia a convertirse en el fenómeno televisivo que es hoy. Obviamente no son todas, el magnífico trabajo de guion, la complicidad entre colaboradores, Broncano… y cantidad de detalles más que merecerían su análisis propio. No obstante, siempre es interesante observar las cosas desde otro prisma, que en este caso nos permite separar el producto humorístico de éxito de La Resistencia, de su novedosa y acertada concepción de la televisión en relación con el mundo actual .

Un comentario

  1. SALVA DOMÉNECH MIGUEL

    Me parece un formato muy acertado. Seguro que no es la tele pura que muchos querrían, pero Broncano ha encontrado un formato que aunque parece que no se lo ha preparado, es justo lo contrario. Pero de ese hacer el programa que parezca improvisado ha surgido un nuevo estilo de tele, que atrae, engancha y se apoya en invitados muy interesantes. No solo eso, sino que Broncano ha conseguido hacerse un hueco incluso en la forma de hablar de alguna gente. A la vista está que esta puesta de Movistar funciona, y muy bien.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s